sábado, julio 18

Gobierno inicia campana militar contra bolcheviques destrozando la planta de Pravda

Petrogrado (5 de julio de 1917).- Hasta ayer los bolcheviques parecían controlar la ciudad de Petrogrado. Las fuerzas bajo su mando superaban abrumadoramente a las escasas unidades que el Soviet y el Gobierno Provisional, juntos, tenían a su disposición. Muy tarde en la noche de ayer y en la mañana de hoy, se hizo evidente un cambio en la posición de poder a favor del Soviet y el Gobierno Provisional. Para el mediodía de ayer, las tropas leales al gobierno ya controlaban toda la capital con excepción de los distritos obreros.

La indignación contra los bolcheviques ha alcanzado niveles tan altos que la mayor parte de la ciudad es literalmente insegura para ellos. Una multitud de organizaciones derechistas parece haber estado esperando una oportunidad para hacer sentir su presencia en la vida política del país y ha salido a las calles a desatar una “orgía contrarrevolucionaria” en la que han destacado de manera particular las Centurias Negras.

Por su parte, el general Polovtsev –comandante del Distrito Militar Bolchevique– que durante junio estuvo dispuesto a ir contra los bolcheviques, recibió ayer la autorización del Gobierno Provisional, con la anuencia del Soviet, para erradicar a las turbas armadas de Petrogrado y desarmar al Primer Regimiento de Ametralladoras. Se dice también que también tienen orden de ocupar la mansión Kshesinskaya, sede del Partido Bolchevique.

La ofensiva del gobierno contra los bolcheviques fue iniciada en la madrugada de hoy. Por órdenes del general Polovtsev, un destacamento de soldados fue enviado a la planta editora de Pravda. Los militares registraron la planta para luego destrozarla; arrestaron a los obreros y soldados a cargo. A la vez, patrullas de oficiales, soldados y cosacos empezaron operaciones de “limpieza” en los distritos de la ciudad. Durante todo el día confiscaron camiones blindados y arrestaron obreros, soldados y marineros sospechosos que no pudieron escapar porque los puentes estaban levantados o estaban bajo una estricta vigilancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada