viernes, julio 17

Flota del Báltico rechaza órdenes del Soviet y el Gobierno para enviar destructores

Petrogrado (4 de julio de 1917).- A las 7:15 p.m. de hoy, el Ministerio de Marina, con la autorización del Comité Ejecutivo del Soviet, solicitó a D.N. Verderevsky, comandante de la Flota del Báltico, el inmediato envió al Neva de cuatro destructores, como demostración de fuerza y para ser usado en caso necesario contra las unidades rebeldes de Kronstadt. Pero quince minutos después, temerosos de que la influencia bolchevique en la Flota del Báltico pueda ser contraproducente, se telegrafió a Verderevsky ordenándole que “todo barco que intente partir hacia Kronstadt sin órdenes específicas deberá ser hundido por la flota submarina”.

El Comité Central de la Flota del Báltico (Tsentrobalt), de fuerte presencia bolchevique, interceptó los mensajes cifrados enviados por el Ministerio de Marina y forzó al comandante de la Flota, Verderevsky, a rechazar las órdenes enviadas por el gobierno: “No puedo cumplir vuestras órdenes. Si insisten, por favor indíquenme a quién debo entregar el comando de la flota”. “De acuerdo a los procedimientos aceptados, yo soy personalmente responsable sólo de las actividades operativas. El envío de destructores al Neva es un acto político... [el que] sólo puede tomarse de acuerdo con el Comité Central [Tsentrobalt]... El pedido de envío de destructores al Neva provocaría una división en la flota y debilitaría su fuerza de combate... Debido a esto, el Comité Central está contra tal acción, una posición con la que estoy de acuerdo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada