jueves, julio 16

Fábricas y regimientos están esperando la voz oficial del Partido.

Petrogrado, 3 (16) de julio de 1917
Segunda Conferencia de la Ciudad de Petrogrado del Partido Bolchevique

Preside la sesión: M.Ia. Latsis del distrito de Vyborg

Tomsky, por encargo del Presidium de la Conferencia, informa sobre la posición del CC ante la manifestación en preparación.

Tomsky informa “que cuatro cadetes han dejado el gabinete como resultado de discrepancias sobre la política del gobierno hacia Ucrania. El Buró del CEC del Soviet ha decidido hacer un llamamiento contra la manifestación callejera... Se han ubicado carros armados en el Palacio Táurida. Quieren arrestar a los cabecillas del movimiento. El presidente del Congreso de Campesinos declaró que “es necesario fusilar a todos los traidores”... Hay rumores de que en los suburbios, la artillería ha abierto fuego sobre las unidades manifestantes. El CEC está buscando un compromiso con los kadetes y probablemente llegarán a uno...

"Nuestro CC invita a los miembros del Partido y a simpatizantes a contener a las masas de más manifestaciones. [Sugiere] decirles que el CC y el CP consideraron necesaria una manifestación callejera el 10 de junio, pero no tomaron esa decisión independientemente; lo hicieron convocando a representantes de regimientos y fábricas; mientras que el regimiento que ahora está saliendo a las calles actuó de una forma no camaraderil, al no invitar a los comités de nuestro Partido a discutir lo relacionado a la manifestación; [y que] debido a esto nuestro Partido no asume la responsabilidad por la manifestación. El CC propone que la Conferencia: 1) emita un llamamiento conteniendo a las masas y 2) prepare un llamamiento al CEC para que tome el poder".

"Es imposible hablar ahora de una manifestación sin desear otra revolución. [Pero en este momento] no podemos determinar todos los “si” de la presente situación. Tomar la iniciativa en nuestras manos sería riesgoso. Veremos cómo el movimiento se desarrolla. Debemos obedecer la decisión del CC pero no necesitamos ir a las fábricas a pagar el fuego que nosotros no encendimos y no podemos apagar el fuego para otros”.

Luego de Tomsky, hablaron E.N. Egorova, V.M. Molotov y G.D. Veinberg que recién regresaban de los distritos obreros. Sus informes sugieren que el movimiento iniciado por los ametralladores estaba creciendo como bola de nieve, bastante rápido, aunque algunas fábricas y regimientos están esperando la voz oficial del Partido.

M.A. Saveliev comenta que la situación en la fábrica Putílov es bastante tensa. Nevsky señala que se puede sentir descontento con el CC en el lado de Petersburgo. G.F. Kolomin del distrito de Moscú “propone que en vista de los últimos desarrollos, el Partido debería tomar el liderazgo del movimiento en sus manos, inmediatamente”. B.K. Slutskaya apoyando la moción, sostiene que el CC no estaba al tanto de los últimos acontecimientos cuando tomó su decisión contra la manifestación.

Rajia sugiere que el CP arregle una reunión inmediata del CC con representantes de fábricas y de militares para evaluar el desarrollo de la situación y ejercer presión sobre el CC. La Conferencia aprobó esta propuesta añadiendo que se invite también a los interdistritales y a los mencheviques internacionalistas.

Una moción apoyando a los regimientos rebeldes fue rechazada.

Se acordó también enviar una delegación al CEC del Soviet con un ultimátum: tomen el poder ahora o enfrenten un levantamiento armado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada