martes, mayo 5

Resolución del CC del Partido Bolchevique del 22 de abril de 1917

Resolución del Comité Central del POSDR (bolchevique)
adoptada en la mañana del 22 de abril (5 de mayo) de 1917

Debe considerarse que la crisis política que se ha desarrollado entre el 19 y el 21 de abril, al menos en su etapa inicial, ha pasado.

La masa pequeño burguesa, enfurecida por los capitalistas, primero se alejó de ellos hacia los obreros pero dos días después nuevamente siguió a los líderes mencheviques y narodniks que están por la “confianza” en y el “compromiso” con los capitalistas.

Esos líderes han comprometido y sometido completamente sus posiciones, contentándose con las reservas vacuas y puramente verbales de los capitalistas.

Las causas de la crisis no han desparecido y la repetición de tales crisis es inevitable.

La naturaleza de la crisis es tal que la masa pequeño burguesa está vacilando entre su vieja fe en los capitalistas y su resentimiento contra ellos, una tendencia a poner su fe en el proletariado revolucionario.

Los capitalistas están dilatando la guerra y encubriendo el hecho con palabrería. Sólo el proletariado revolucionario puede poner fin a la guerra y está trabajando para hacerlo mediante una revolución mundial de los trabajadores, una revolución que se está montando en nuestro país, que está madurando en Alemania y que está más cerca en otros paises.

La consigna “Abajo el Gobierno Provisional” es incorrecta en el momento presente; porque ante la ausencia de una sólida (es decir, consciente y organizada) mayoría del pueblo al lado del proletariado revolucionario, tal consigna es una frase vacía u, objetivamente, un montón de intentos de carácter aventurerista.

Nosotros favoreceremos la transferencia del poder a los proletarios y semiproletarios sólo cuando los Soviets de Diputados de Obreros y Soldados adopten nuestra política y tengan la voluntad de tomar el poder en sus manos.

La organización de nuestro Partido, la consolidación de las fuerzas proletarias, probó claramente ser inadecuada en la presente crisis.

Las consignas del momento son: (1) explicar la línea proletaria y el camino proletario para acabar la guerra; (2) criticar la política pequeño burguesa de confiar en el gobierno de los capitalistas y de compromiso con él; (3) seguir con la agitación y propaganda de grupo en grupo en cada regimiento, en cada fábrica y, en particular, entre las masas más atrasadas, tales como los servidores domésticos, obreros no calificados, etc., porque éste es el respaldo que la burguesía trata de ganar en primer lugar durante las crisis; (4) organizar, organizar y una vez más organizar al proletariado, en cada fábrica, en cada distrito y en cada barrio de la ciudad.

La resolución del Soviet de Petrogrado del 21 de abril, prohibiendo todos los mítines y manifestaciones callejeras por dos días, debe ser incondicionalmente obedecida por cada miembro de nuestro Partido. El Comité Central ya distribuyó ayer en la mañana y está publicando hoy en Pravda, una resolución que establece que “en tal momento cualquier idea de guerra civil no tiene sentido y es absurdo”, que todas las demostraciones deben ser pacíficas y que la responsabilidad por la violencia caerá en el Gobierno Provisional y sus seguidores. Nuestro Partido considera que la citada resolución del Soviet de Diputados de Obreros y Soldados en su conjunto (y especialmente la parte prohibiendo las manifestaciones armadas y los tiros al aire) es enteramente correcta y debe ser incondicionalmente obedecida.

Llamamos a todos los obreros y soldados a considerar cuidadosamente los resultados de la crisis de los dos últimos días y enviar como delegados al Soviet de Diputados de Obreros y Soldados y al Comité Ejecutivo sólo a camaradas que expresen la voluntad de la mayoría; en todos los casos donde un delegado no exprese la opinión de la mayoría, se deben realizar nuevas elecciones en las fábricas y en las barracas.

Nota: Esta resolución escrita por Lenin fue publicada en Pravda Nº 39 del 23 de abril (6 de mayo) de 1917.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada