lunes, mayo 4

Manifestaciones callejeras continuaron en Petrogrado


Petrogrado (21 de abril de 1917).- La mañana del día de hoy fue de mucha actividad en la guarnición y en las fábricas de la capital. En una concertada campaña, agitadores bolcheviques se dirigieron a obreros y soldados llamándolos a las calles para que manifiesten de "manera combativa" su protesta contra el gobierno. La convocatoria bolchevique no fue abrumadora debido a la acción de los agitadores mencheviques y eseristas enviados por el Comité Ejecutivo (Ispolkom) del Soviet para neutralizar la prédica radical.

Sólo unas pocas fábricas aprobaron resoluciones bolcheviques mientras las grandes plantas como Putílov, Obukhov y otras las ignoraron. Los bolcheviques sólo pudieron reunir unos cuantos miles de obreros y soldados, aunque ese número fue potenciado por la disciplina y la actitud militante de los manifestantes que fueron en procesión por las calles de Petrogrado.

En las primeras horas de la tarde, una columna llevando banderas antigubernamentales y precedida por unidades armadas de la “Milicia Fabril” bolchevique, avanzó por la Avenida Nevsky hacia el centro de la ciudad. Al llegar a la Catedral de Kazán, los manifestantes confluyeron con una contramanifestación que marchaba bajo la consigna de “Viva el Gobierno Provisional”. Hubo una confrontación y algunos disparos, en el que murieron tres personas. Ha sido el primer suceso de violencia callejera en Petrogrado desde la revolución de Febrero.

El comandante del Distrito Militar de Petrogrado, general Kornílov instruyó que se traigan unidades de artillería y tropas para restaurar el orden. El Ispolkom insistiendo en que se calme a la multitud usando la persuación, llamó al Staff Militar para revocar las órdenes del comandante. El general Kornílov se reunió con los representantes del Ispolkom y fue informado de que ellos asumirían la responsabilidad de parar los desórdenes. Kornílov revocó sus órdenes e instruyó a las tropas a permanecer en sus barracas. Asimismo, para asegurar que ni el gobierno ni los bolcheviques recurran a las armas, el Ispolkom ha emitido una declaración a la guarnición de Petrogrado que dice:

“¡Camaradas soldados!. Durante estos días problemáticos, no salgan con armas a menos que el Comité Ejecutivo lo autorice. El Comité Ejecutivo, solo, tiene el derecho de disponer de ustedes. Cada orden concerniente a la aparición de las unidades militares en las calles [excepto por deber específico rutinario] debe ser emitido en papel del Comité Ejecutivo, llevando su sello y las firmas de al menos dos de los siguientes: Chjeídze, Skóbelev, Binasik, Sokolov, Goldman, Filippovsky, Bogdanov. Cada orden debe ser confirmada telefoneando 104-06”.

Esta disposición, por supuesto, ha minado la autoridad del comandante militar de Petrogrado, quien sientiéndose imposibilitado de cumplir con sus deberes, ha pedido ser relevado y asignado al frente. Corren rumores que se le dará el mando del Octavo Ejército.

El Ispolkom ha acordado, además, prohibir toda manifestación durante las siguientes cuarentiocho horas, advirtiendo que cualquiera que dirija hombres armados a las calles será un “traidor a la revolución”. En la noche, los desórdenes en Petrogrado amainaron y se recupera la calma en las calles de la ciudad.

Aunque las marchas no tuvieron el impacto de las movilizaciones de febrero, ha sido el primer desafío a la autoridad del Gobierno Provisional. Por otro lado, las manifestaciones leales al gobierno han demostrado ser tan efectivas y más nutridas que las que tuvieron la dirección bolchevique.

En Moscú, también se presenciaron manifestaciones bolcheviques similares y con las mismas consignas. En dicha ciudad, las cosas aún no se calman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada