jueves, marzo 8

Manifestaciones y huelgas en Petrogrado en el Día Internacional de la Mujer

Manifestantes dirigiéndose a la Duma en el Día Internacional de la Mujer en Petrogrado



Petrogrado (23 de Febrero de 1917).- Hoy se celebró el Día Internacional de la Mujer. Fue un día "combativo". Alrededor del mediodía, un nutrido grupo de mujeres marchó por las calles hacia el centro de Petrogrado, coreando consignas por la igualdad de derechos y exigiendo mayor abastecimiento de alimentos. (Debido a que en Rusia todavía se usa una versión del antiguo calendario juliano, el día de hoy –23 de febrero- equivale al 8 de marzo del calendario occidental o gregoriano).

Los cosacos apostados en distintos puntos trataban en todo momento de dispersar a la multitud que se concentraba a lo largo de la Avenida Nevsky para observar la marcha de las manifestantes que se dirigían hacia la Duma. El clima agradable permitió que las calles de Petrogrado se llenaran de gente en busca de alimentos en los distintos comercios de la ciudad, lo que explica la mayor afluencia de viandantes

Las cosas tomaron un cariz más radical horas más tarde.

Obreras de las fábricas textiles del distrito de Vyborg se declararon en huelga en la mañana de hoy, en protesta por la escasez de pan. Con ellas se solidarizaron obreros metalúrgicos de la zona, concentrando multitudes en las afueras de los centros de trabajo. En un ambiente efervescente, decidieron marchar hacia el centro de Petrogrado, convocando a sus compañeros de otras fábricas a sumarse a la manifestación que gritaba consignas que decían: “Pan” y “Abajo el Zar”. Se estima que cerca a 120,000 trabajadores acató la huelga.

La policía tuvo que contener a los obreros para evitar que cruzaran el Puente Liteiny que une el distrito de Vyborg con el centro de la ciudad. Como se sabe, el centro de Petrogrado que comprende las sedes de las instituciones del gobierno y del estado así como zonas residenciales y comerciales de mayor nivel económico, está separado de los distritos obreros, industriales y de menor importancia económica, por el río Neva y una serie de canales que sirven como barrera natural. La única forma de acceder es a través de los puentes ubicados en distintos puntos. Son puentes levadizos que las fuerzas de seguridad levantan para contener a las turbas o revueltas.

Al verse obligados a retroceder, muchos obreros se dispersaron y retiraron pero varios miles se lanzaron a cruzar por las aguas del río Neva congeladas por el duro invierno, logrando unirse con las manifestantes que marchaban por el Día de la Mujer. Se dividieron en diversos grupos, todos numerosos. La mayor parte se dirigió hacia la Duma bajo la consigna de “Pan”.

El gobernador de Petrogrado, A.P. Balk y el Jefe del Distrito Militar de la ciudad, General Jabálov declararon que habían impartido órdenes para evitar enfrentamientos de la policía y los cosacos con los manifestantes. Sin embargo, observadores, conocedores de los entretelones del trabajo de seguridad, sostienen que la mayoría de los cosacos en servicio no están aún entrenados para el de control de manifestaciones, que los caballos todavía no están familiarizados con la ciudad y que no se proveyó a los cosacos de sus habituales látigos.

Sin embargo, se apreció también cierta resistencia de los cosacos a reprimir a los manifestantes que los sobrepasaron en distintos puntos de la ciudad.

Bien entrada la noche, una calma aparente se percibió en Petrogrado una vez que la multitud se dispersó dando por concluida la jornada. Un sabor a victoria es el que se pudo percibir en los manifestantes al retirarse. No se puede dejar de mencionar que el distrito de Vyborg es una amplia zona industrial que concentra a los obreros más radicales y combativos de Petrogrado y por consiguiente de toda Rusia. Allí, los bolcheviques tienen mucha influencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada