domingo, julio 19

Fuerzas del gobierno capturan la sede bolchevique

Petrogrado (6 de julio de 1917).- A las 3:00 a.m. de hoy se inició la operación para tomar la mansión Kshesinskaya. La fuerza de ataque incluyó, entre otros, al Regimiento Petrogradsky, ocho carros blindados, una compañía de cada uno de los siguientes regimientos de guardias: Preobrazhensky, Semenovsky y Volinsky, un destacamento de marineros de la Flota del Mar Negro, algunos destacamentos de cadetes, la Academia de Aviación y la brigada de bicicletas del frente respaldado por artillería pesada.

Previamente, fuerzas, comandadas por A.A. Kuzmin, se reunieron en la Plaza Palacio [frente al Táurida] para escuchar discursos de líderes del Soviet (A.R. Gots y N.D. Avksentiev), y luego cruzaron el Neva hacia el sector de Petrogrado. Rápidamente aislaron la Fortaleza de Pedro y Pablo de la mansión Kshesinskaya.

A las 7:00 a.m., el Distrito Militar de Petrogrado ordenó que se cortara el servicio telefónico de los regimientos “bolcheviques” de la guarnición, para impedir la comunicación con la mansión.

Al mismo tiempo, Kuzmin telefoneó a la mansión Kshesinskaya en nombre del Comité Ejecutivo de Toda Rusia del Soviet exigiendo a los bolcheviques la rendición inmediata e incondicional. Podvoisky, líder de la Organización Militar recibió la llamada por los bolcheviques y exigió, lo que le fue concedido, una hora para discutir la demanda. En ese momento, los teléfonos de la mansión también fueron desconectados. Los 300 marineros de Kronstadt y los 200 soldados del Primer Regimiento de Ametralladoras y del Regimiento de Granaderos que se encontraban en la mansión, renovaron sus preparativos defensivos, en respuesta a la exigencia de rendición, e incluso dispararon contra los soldados de avanzada del gobierno.

Debido a la vulnerabilidad de la mansión Kshesinskaya al bombardeo de artillería, la Organización Militar Bolchevique decidió finalmente que no tenía sentido permanecer en la mansión. Kuzmin dio la orden de ataque a sus tropas mientras la artillería se preparaba para abrir fuego a la señal de Kuzmin. La masiva fuerza de ataque, encabezada por carros blindados y la infantería, no encontró resistencia, por lo que no hubo necesidad de utilizar la artillería. En pocos minutos la mansión Kshesinskaya fue tomada. Dentro, los invasores incautaron una gran cantidad de armas y arrestaron a siete bolcheviques que estaban ocupados en terminar de evacuar los archivos del Partido. Podvoisky, el líder de la Organización Militar Bolchevique, logró escapar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada