domingo, julio 19

Bolcheviques rinden la Fortaleza de Pedro y Pablo

Petrogrado (6 de julio de 1917).- Mientras el Gobierno tomaba la mansión Kshesinskaya, los insurgentes en la Fortaleza de Pedro y Pablo bajo el mando de Ilin-Zhenevsky y Maltsev de la Organización Militar Bolchevique, revisaban y cargaban los cañones y las ametralladoras montadas en la fortaleza.

Desde lo alto, observaron a las tropas del gobierno mientras avanzaban por el parque Alexandrovsky y esperaron el ataque. En la calle de afuera, algunos bolcheviques tomaron posiciones cerca a la brigada de biciletas y se prepararon a tirar bombas tan pronto los disparos empezaran.

Tratando de que no haya un enfrentamiento, representantes del Soviet y del Comité Central Bolchevique urgieron a los marineros y soldados a rendirse. Negociaciones entre Ilin-Zhenevsky y Iarchuk, representando a los insurgentes, y los representantes del gobierno B.O. Bogdanov y Ensign Mazurenko, comandante general de las tropas llegadas del frente, duraron hasta el mediodia.

Los negociadores del gobierno fueron insistentes en la necesidad de que los rebeldes entreguen sus armas. Stalin, miembro del Comite Central Bolchevique ingresó a disuadir a los marineros para que entreguen la fortaleza. Tristemente, le dijo a Ilin-Zhenevsky: “No queda otra cosa”. Una votación fue realizada entre los marineros y ametralladores insurgentes, y la mayoria votó a favor de rendir la fortaleza. En poco tiempo, fueron desarmados, se apuntaron los nombres de todos los insurgentes y los marineros fueron conducidos a sus barcos para su regreso a Kronstadt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada