domingo, julio 19

¿Dónde está el poder del Estado y dónde está la contrarrevolución? (Lenin)

Escrito el 5 (18) de julio de 1917. Publicado en Listok “Pravdy” del 6 (19) de julio de 1917

Esta pregunta es respondida de manera bastante simple: no hay contrarrevolución o no sabemos dónde está. Pero sabemos dónde está el poder. Está en manos del Gobierno Provisional que es controlado por el Comité Ejecutivo Central (CEC) del Congreso de Toda Rusia de los Soviets de Diputados de Obreros y Soldados. Esta es la respuesta usual.

La crisis política de ayer, como la mayoría de las crisis, que echan abajo todo lo convencional y rompen todas las ilusiones, dejó a su paso las ruinas de las ilusiones expresadas en las usuales respuestas –citadas arriba- a las preguntas básicas de cualquier revolución.

Hay un ex-miembro de la Segunda Duma, Alexinsky, a quien los eseristas y mencheviques, los partidos gobernantes en los Soviets de Diputados de Obreros, Soldados y Campesinos, se han rehusado a admitir en el Comité Ejecutivo del Soviet de Diputados de Obreros y Soldados hasta que el mismo se rehabilite, es decir, hasta que limpie su honor.

¿Cuál fue el problema? ¿Por qué el Comité Ejecutivo pública y formalmente negó su confianza a Alexinsky, exigiéndole que limpie su honor, es decir, declarándolo deshonesto?

Porque Alexinsky se ha hecho notorio por sus declaraciones difamatorias que le han valido ser tildado de calumniador en Paris por los periodistas de la mayoría de los diversos partidos. Alexinsky no se molestó en limpiar su honor ante el Comité Ejecutivo. Prefirió ocultarse en el periódico Yedintsvo de Plejánov, apareciendo primero bajo iniciales y luego, después de llenarse de valor, bajo su nombre completo.

El 4 de julio, ayer en la tarde, unos cuantos bolcheviques fueron advertidos por amigos que Alexinsky había puesto ante los comités de periodistas de Petrogrado nuevos y maliciosos libelos. La mayoría de los que recibieron la advertencia la ignoraron completamente, tratando a Alexinsky y su “trabajo” con absoluto desdén. Pero un bolchevique, Jugashvili (Stalin), miembro del Comité Ejecutivo Central, quien como socialdemócrata georgiano conoce al camarada Chjeídze desde hace mucho tiempo, le habló a este último en la reunión del CEC sobre la nueva e infame campaña de calumnias de Alexinsky.

Esto ocurrió muy tarde en la noche, pero Chjeídze declaró que el CEC no podía ser indiferente a la difusión de libelos por parte de gente que está temerosa de un tribunal abierto y de una investigación del CEC. En su nombre, como presidente del CEC, y en el nombre de Tsereteli, miembro del Gobierno Provisional, Chjeídze telefoneó inmediatamente a todas las oficinas de los periódicos, sugiriendo que se abstengan de publicar el libelo de Alexinsky. Chjeídze le dijo a Stalin que la mayoría de los periódicos habían expresados su disposición a cumplir con el pedido, y que sólo Yedintsvo [de Plejánov] y Rech [de los kadetes] habían “mantenido silencio” por un tiempo (no hemos visto Yedintsvo pero Rech no ha impreso el libelo). En consecuencia, el libelo sólo apareció en las páginas de un pequeño periódico, desconocido para la gente inteligente, Zhivoye Slovo Nº 51, cuyo editor y publicista firma como A.M. Umansky.

Los calumniadores responderán ahora ante los tribunales. En este respecto las cosas son bastante simples. Lo absurdo del libelo es impresionante: cierto suboficial del Decimosexto Regimiento de Rifles de Siberia de nombre Yermolenko fue “despachado” (¿) “a nosotros, el 25 de abril, detrás de las líneas del frente del Sexto Ejército para agitar por la rápida conclusión de un tratado de paz separada con Alemania”. Aparentemente, él es el prisionero fugado de quien el “documento” publicado en Zhivoye Slovo dice: “Esta comisión fue aceptada por Yermolenko ante la insistencia de los camaradas”!!

Solo de esto usted puede juzgar cuán poca fe puede tenerse en un individuo que no es honorable para aceptar tal “comisión”... El testigo no tiene sentido del honor. Este es un hecho.

¿Y cuál fue el testimonio del testigo?

Él testifica lo siguiente: “Los oficiales del Estado Mayor General alemán, Schiditzki y Lübers le han dicho que propaganda de similar tipo está siendo realizada en Rusia por A. Skoropis-Yoltujovsky, presidente de la sección ucraniana de la Unión por la Liberación de Ucrania y un agente del Estado Mayor General alemán, y por Lenin. Lenin fue comisionado para hacer todo lo que pudiera para socavar la confianza del pueblo ruso en el Gobierno Provisional”.

Así los oficiales alemanes para inducir a Yermolenko a cometer este acto deshonroso, descaradamente le mintieron acerca de Lenin, quien como todos saben y es oficialmente declarado por todo el Partido Bolchevique, siempre ha rechazado un tratado de paz separado con Alemania!! La mentira de los oficiales alemanes es tan obvia, cruda y absurda que ni siquiera una persona analfabeta la tomaría por otra cosa que no sea una mentira. Y a una persona políticamente alfabeta le sería bastante claro que asociar a Lenin con un individuo como Yoltujovsky (?) y con la Unión por la Liberación de Ucrania es particularmente absurdo porque Lenin y todos los demás internacionalistas repetidamente se han disociado públicamente de esta dudosa social patriótica “Unión”, durante la guerra!

La cruda mentira dicha por Yermolenko, a quienes los alemanes han sobornado, o por los alemanes, no merecería la más ligera atención si no fuera porque el “documento” ha añadido lo que se llama “información fresca” –es sabido por quién, de quién, cómo o cuándo se recibió- de acuerdo a la cual “dinero para la propaganda está siendo recibido” (¿por quién?, el “documento” es temeroso de decir quién “lo está recibiendo”) “a través de gente confiable”: los “bolcheviques” Fürstenberg (Hanecki) y Kozlovsky. Se dice que hay información probando la transferencia de dinero a través de bancos, y que “la censura militar ha descubierto un continuo (¡) intercambio de telegramas de naturaleza política y financiera entre agentes alemanes y líderes bolcheviques”!!

...Si huibiese aunque sea una sola palabra de verdad en eso, entonces ¿cómo pudo ocurrir (1) que Hanecki, bastante recientemente, fuera permitido ingresar libremente a Rusia y permitido partir tan libremente? (2) ¿que ni Hanecki ni Kozlovsky hayan sido arrestados ante la aparición en la prensa de la información referente a sus crímenes? ¿Es realmente posible que el Estado Mayor General, en posesión información remotamente confiable acerca de envíos de dinero, telegramas, etc., haya permitido la publicación de rumores acerca de esto, a través de Alexinskys y prensa amarilla, sin arrestar a Hanecki y Kozlovsky? ¿No es claro que esto no es más que trabajo barato de calumniadores de baja estofa?

Debemos agregar que Hanecki y Kozlovsky no son bolcheviques sino miembros del Partido Socialdemócrata Polaco, que hemos conocido a Hanecki, miembro de su Comité Central, desde el Congreso de Londres de 1903 en el que los delegados polacos se retiraron. Los bolcheviques nunca recibimos ningún dinero de Hanecki o Kozlovsky. Todo eso es una mentira, una total y vulgar mentira.

¿Cuál es el significado político? Primero, indica que los opositores políticos de los bolcheviques son tan bajos y desdeñables que no pueden conducirse sin mentiras ni libelos. Segundo, nos da una respuesta a la pregunta del título de este artículo.

El informe acerca de los “documentos” fue enviado a Kerensky tan temprano como el 16 de mayo. Kerensky es un miembro del Gobierno Provisional y del Soviet, es decir, de los dos “poderes”. Del 16 de mayo al 5 de julio hay mucho tiempo. El poder, si realmente fuera un poder, podía y debería por sí mismo haber investigado esos “documentos”, interrogado a los testigos y arrestado a los sospechosos. El poder, ambos poderes, -el Gobierno Provisional y el CEC- podían y deberían haber hecho esto.

Sin embargo, ambos poderes están inactivos, al mismo tiempo se sabe que el Estado Mayor General tiene alguna clase de relaciones con Alexinsky, ¡quien no fue admitido por el Comité Ejecutivo de los Soviets debido a sus actividades difamatorias! El Estado Mayor General, en el preciso momento en que los kadetes se retiraban, permitió –probablemente por accidente– la entrega de estos documentos oficiales a Alexinsky, para su publicación.

El poder está inactivo. Ni Kerensky ni el Gobierno Provisional, ni el CEC, piensan en arrestar a Lenin, Hanecki o Kozlovsky, si ellos están bajo sospecha. Anoche, 4 de julio, Chjeídze y Tsereteli pidieron a los periódicos no imprimir el evidente libelo. Pero sólo un poco más tarde, tarde en la noche, [el general] Polovtsev [comandante del Distrito Militar de Petrogrado] envió cadetes militares y cosacos a irrumpir en las oficinas de Pravda, detener la publicación del periódico, arrestar a sus publicistas, secuestrar sus libros contables (con el pretexto de investigar si fondos sospechosos están involucrados). Al mismo tiempo, el pútrido periodicucho amarillista Zhivoye Slovo imprime el sucio libelo para levantar las pasiones, vituperar a los bolcheviques, crear una atmósfera de violencia de turbamulta y proveer una justificación plausible para la conducta de Polovtsev, los cadetes militares y los cosacos que han destrozado las oficinas de Pravda.

El que no cierra sus ojos a la verdad no puede ser engañado. Cuando es necesario actuar, ambos poderes permanecen inactivos –el CEC, porque “confía” en los kadetes y está temeroso de irritarlos, y los kadetes, que no actúan como poder porque prefieren actuar detrás de bastidores.

Contrarrevolución detrás de bastidores –eso es, tan claro como la luz del día: los kadetes, ciertos sectores del Estado Mayor General (“oficiales de alto rango”, como la resolución de nuestro Partido los llama) y la sombría prensa semi-Centurias Negras. Esos no están inactivos, esos “trabajan” juntos con la mano enguantada; este es el terreno en el que los progromos, los intentos de progromos, los disparos a los manifestantes, etc., etc., son alimentados.

El que no cierre deliberadamente sus ojos a la verdad no puede ser engañado durante más tiempo.

No hay poder, y no habrá ninguno hasta que la transferencia del poder a los Soviets eche las bases para crear poder. La contrarrevolución florece en ausencia de autoridad mediante la unión de los kadetes con ciertos oficiales de alto rango y la prensa de las Centurias Negras. Esta es una triste realidad pero realidad al fin.

¡Obreros y soldados! ¡Ustedes deben mostrar firmeza, determinación y vigilancia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada