sábado, abril 11

Conferencia de Toda Rusia del Partido Bolchevique

Petrogrado (29 de marzo de 1917).- Las sesiones de la Conferencia del Partido Bolchevique continuaron hoy en la mansión Kshesinskaya. El tema del día fue la actitud ante el Gobierno Provisional. El informe sobre el particular fue presentado por José Stalin, miembro del Comité Central y editor del diario Pravda.

Según lo que pudimos obtener de fuentes cercanas a la conferencia bolchevique, el informe de Stalin establece:

"Debido a la guerra, la crisis revolucionaria, agravada por la crisis de alimentos, fue resuelta de forma rápida. Debido a la guerra, el ejército ha jugado un rol que nunca jugó en ninguna otra revolución dado que la población adulta en su totalidad fue movilizada y que los soldados se unieron a la insurrección del pueblo. Debido a la guerra, el zarismo fue aislado aún de los círculos burgueses imperialistas. El zarismo, con sus traiciones, ha apartado a la burguesía de sí mismo. Incluso los círculos imperialistas de Occidente, Inglaterra y Francia, le han dado la espalda al zarismo porque quieren tener a la cabeza del gobierno ruso a gente capaz de llevar la guerra hasta el fin'.

"Hay cuatro fuerzas en la revolución. Las dos básicas son los trabajadores y los soldados. Y adicionalmente, hay dos secundarias: nuestros propios círculos imperialistas y los anglo-franceses. Estas fuerzas, unidas, prepararon el terreno para un fácil y rápido derrocamiento del zarismo. Pero como estas fuerzas son heterogéneas, sus objetivos son igualmente hererogéneos. Los de arriba, nuestra burguesía y la europea occidental, se unieron a fin de cambiar el escenario decorativo; se unieron para reemplazar el zar por otro. Ellos querían una revolución fácil, como la turca, con poca libertad, para continuar la guerra. Una pequeña revolución para una gran victoria. Pero los de abajo –los trabajadores y soldados- han profundizado la revolución, destruyendo las bases del viejo sistema".

"Así, es como si hubieran dos corrientes –“una de abajo, la otra de arriba”- que han creado dos gobiernos, dos fuerzas: 1) el Gobierno Provisional, apoyado por el capitalismo anglo-francés; y 2) el Soviet de Diputados de Obreros y Soldados. El poder ha sido dividido entre dos órganos y ninguno posee lo posee a plenitud. Hay y debe haber fricción y lucha entre ambos. Los roles han sido divididos. El Soviet de Diputados y Soldados ha tomado de hecho la iniciativa efectuando transformaciones revolucionarias. El Soviet de Diputados de Obreros y Soldados es el líder revolucionario de la insurreción popular, y un órgano de control sobre el Gobierno Provisional. De otro lado, el Gobierno Provisional tiene de hecho el rol de afianzador de las conquistas del pueblo revolucionario. El Soviet de Diputados de Obreros y Soldados moviliza las fuerzas y ejerce control mientras que el Gobierno Provisional, reacia y turbiamente, asume el papel de afianzador de esas conquistas que el pueblo de hecho las ha logrado. Tal situación tiene sus desventajas pero también sus ventajas".

"En el presente, no es ventajoso forzar los acontecimientos apresurando el proceso de repeler a las capas de la burguesía quienes en un futuro inmediato se alejarán de nosotros. Es necesario ganar tiempo frenando el apartamiento de las capas de medias de la burguesía para que podamos prepararnos para la lucha contra el Gobierno Provisional. Pero tal situación no durará eternamente. La revolución se profundiza. De las cuestiones políticas habrá una transición a las cuestiones sociales. Las demandas sociales causarán que las capas medias de la burguesía se aparten".

"Es tonto pensar que es posible completar la revolución sin una ruptura con la burguesía. Cuando el tiempo llegue, cuando la separación se acelere, el Gobierno Provisional se transformará de un órgano de afianzamiento de las conquistas de la revolución en un órgano para organizar la contrarrevolución. Una lucha está siendo conducida ya contra el Soviet de Diputados Obreros y Soldados; una agitación contra el Soviet se está realizando entre las tropas. Las confrontaciones están empezando a ocurrir sobre las cuestiones de lealtad, la democratización del ejército, el cambio del alto comando. La movilización de las fuerzas contrarrevolucionarias tiene su bandera: “¡Hacia una conclusión victoriosa de la guerra!”. Esta ofensiva está siendo llevada desde adentro y desde afuera –Inglaterra y Francia. Su órgano semi-oficial ha lanzado una verdadera ofensiva contra la revolución".

"La ofensiva contra el poder dual ha empezado y en la medida que la revolución se desarrolla el Gobierno Provisional debe (objetivamente debe) transformarse en un soporte de la contrarrevolución; no de una contrarrevolución zarista –no enfrentamos peligro de ese lado- sino de una contrarrevolución imperialista. En vista de esto, la cuestión se hace más compleja. La cuestión del apoyo...".

"En tanto el Gobierno Provisional fortalezca los avances de la revolución, en esa medida debemos apoyarlo; pero en tanto sea contrarrevolucionario, el apoyo no es posible. Muchos camaradas que han llegado de provincias preguntan si no deberíamos plantear inmediatamente la cuestión de la toma del poder. Es inoportuno plantear tal cuestión ahora. El Gobierno Provisional no es tan débil. La fuerza del Gobierno Provisional radica en el apoyo del capitalismo anglo-francés, en la inercia de las provincias y en la [amplia] simpatía que goza. Está siendo demostrado con telegramas [de felicitaciones]".

"Debemos esperar nuestra oportunidad hasta que el Gobierno Provisional se desgaste, hasta el momento en que el proceso de cumplimiento del programa revolucionario los desacredite. El único órgano capaz de tomar el poder es el Soviet de Diputados de Obreros y Soldados de Toda Rusia. Nosotros, por nuestra parte, debemos esperar nuestra oportunidada hasta el momento en que los acontecimientos revelen la orfandad del Gobierno Provisional; debemos estar preparados para cuando el momento llegue, para cuando las cosas hayan madurado; y hasta entonces debemos organizar el centro –el Soviet de Diputados de Obreros y Soldados- y fortalecerlo. Esa es la tarea del momento".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada