jueves, abril 9

Gobierno Provisional desautoriza a su Ministro de Relaciones Exteriores

Carga de cosacos en la Primera Guerra Mundial - 1915

Petrogrado (27 de marzo de 1917).- Luego de la controversia suscitada por las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores Pável Miliukov el día 22 pasado, el Gobierno Provisional ha dado conocer su Declaración de Objetivos de Guerra.

Esta declaración es la posición oficial del gobierno sobre los asuntos de la guerra y la paz. La declaración establece que Rusia “no desea señorío sobre otras naciones, privarlas de de su propiedad nacional, anexar por la fuerza territorios pertenecientes a otros”. Establece además que su objetivo es “la paz duradera sobre la base de la autodeterminación de las naciones”.

Claramente, esta “Declaración” está en la misma línea que el “Llamamiento” del Soviet de Petrogrado. Es importante destacar que el “llamamiento” sirvió de base para la discusión en el gabinete que la revisó para la redacción de la “Declaración” final.

Como es evidente, la posición del Gobierno contradice el reciente pronunciamiento del ministro Miliukov que hacía referencia a “uniones” y “adquisiciones” de territorios en esta guerra.

Además de los pronunciamientos del Soviet y de la intelectualidad, se conoce que el ministro Kerensky –principal rival de Miliukov en el gabinete- exigió una reunión de ministros para desautorizar –de hecho- las “opiniones personales” de Miliukov.

No sintiéndose plenamente satisfecho con la sola publicación de la “Declaración”, el Soviet ha urgido al Gobierno Provisional que se haga llegar copia oficial de la misma a los países aliados informándoles los “objetivos de guerra” de Rusia.

El ministro Miliukov, practicamente desautorizado, ha declarado a la prensa extranjera que el pronunciamiento del Gobierno Provisional emitido el día de hoy, “no altera los compromisos de Rusia con sus aliados imperiales”.

Por el momento, parecen haberse calmado las cosas entre el Soviet y el Gobierno Provisional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada