sábado, mayo 30

El Partido proletario en las elecciones municipales (Lenin)


Pravda No. 56 del 13(26) de Mayo de 1917

Nuestro Partido está yendo a las urnas con sus propias listas de candidates. De acuerdo a informes preliminares recibidos por el Secretariado del Comité Central tenemos listas sin formar ningún bloque en 4 de los 12 distritos (Moskovsky, Rozhdestvenskoye, Kolpino y Porokhovo). En los otros distritos hemos formado bloques sólo con internacionalistas, específicamente, con la Organización Inter-Distrital (que, como sabemos, han codenado enfáticamente a los narodniks mencheviques por unirse al gabinete capitalista) en 6 distritos (Vtoroi Gorodskoi, Narvsky, Petrogradkaya Storona, Moskovsky, Pervy Goredskoi y Vasilyevsky Ostrov); con mencheviques internacionalistas, opuestos al ministerialismo “socialista”, en 4 distritos (Vyborgsky, Nevsky, Pervy Gorodskoi y Vasilyevsky Ostrov); y con internacionalistas del Partido Socialista Revolucionario, que condenan el “ministerialismo” de su partido, en un distrito (Nevsky).

Esta cooperación con los internacionalistas de otros partidos está en plena consonancia con las decisiones de nuestras conferencias (la de Petrogrado y la de Toda Rusia) y con la política básica del partido proletario dirigida contra el defensismo pequeño burgués y el ministerialismo menchevique y narodnik.

La propaganda del “bloque de Izquierda”, realizada, entre otros, por Novaya Zhizn, obviamente no altera la decisión de nuestro Partido. El punto de vista de que las elecciones municipales “no son de pronunciado carácter político” (como las elecciones a la Asamblea Coinstituyente) es erróneo, básicamente erróneo. Es casi tan erróneo como sostener que “los programas municipales de los diferentes partidos socialistas (?) difieren muy poco unos de otros”. Repetir tales extrañas declaraciones sin preguntar los argumentos de Pravda es evitar un tema importante o simplemente arriar la bandera.

Reducir las elecciones en la capital a un programa puramente (o incluso predominantemente) “municipal” en tiempos de revolución es groseramente ridículo. Esta en contradicción con toda la experiencia revolucionaria. Es un insulto al sentido común de los obreros que saben bastante bien que Petrogrado tiene un rol principal, a veces decisivo.

Los Kadetes unen a toda la derecha, a la contrarevolución entera, a todos los terratenientes y capitalistas. Ellos apoyan al gobierno y quieren ver a Petrogrado revolucionario tocando un segundo violín para el gobierno de los capitalistas, que tienen diez ministerios contra los seis de los narodniks y mencheviques.

Opuesto a los Kadetes, a los chauvinistas, a los partidarios de la Guerra de los Estrechos, está el Partido del proletariado, el que, claramente hostil al imperialismo, es el único partido capaz de romper con los intereses del Capital y tomar medidas revolucionarias serias, sin las cuales es imposible ayudar a las masas trabajadoras en un momento de inminente catástrofe de grandes proporciones. Sin medidas revolucionarias no puede haber salvación. Sin una milicia obrera, como un paso hacia la creación inmediata de una milicia popular, es imposible, aún con la mejor voluntad del mundo, ejecutar tales medidas, en particular acabar con las colas y la desorganización en materia de provisión de alimentos.

La línea moderada tomada por la pequeña burguesía, los mencheviques y narodniks, que proclaman buenas intenciones y se debilitan a sí mismos haciendo pactos y sometiéndose a los capitalistas (¡6 ministros contra 10!) – esta línea es una cosa muerta. Las masas aprenderán pronto de esta experiencia, aún si por algún tiempo creen en los “acuerdos” con los capitalistas.

Todos aquellos que verdaderamente defienden los intereses de las masas trabajadoras, para eliminar la policía y reemplazarla por una milicia popular, todos aquellos que están por medidas revolucionarias serias para superar la crisis y salvar el país de una debacle sin precedentes, deben votar por las listas de candidatos del partido proletario –el Partido Obrero Social Demócrata (Bolchevique).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada