martes, junio 16

El bolchevismo y la "desmoralización" del ejército (Lenin)

Pravda No. 72 del 3(16) de Junio de 1917.

Todos estan clamando un “gobierno fuerte”. La única salvación está en una dictadura, en la “disciplina de hierro”, en silenciar y reducir a la obediencia a todos los miembros rebeldes de la derecha y de la izquierda. Nosotros sabemos a quiénes quieren silenciar. Las derechas no están haciendo ningún ruido, ellos están trabajando. Algunos en el gobierno, otros en las fábricas, todos amenazas de lock-outs, con órdenes para desmenbrar los regimientos, y amenazas de trabajos frozados. Los Konovalovs y los Tereschenkos, con la ayuda de los Kerenskys y los Sokobelevs, están trabajando de una forma organizada para su propio beneficio. Y ellos no tienes que ser silenciados.

Todo lo que tenemos es la libertad de expresión.

Y quieren privarnos de este derecho.

Pravda está prohibida en el frente. Los “agentes” de Kiev han decidido no distribuir Pravda. La Unión de Zemstvos no está vendiendo Pravda en sus kioskos de periódicos. Y ahora se nos promete una “sistemática lucha contra la prédica del leninismo” (Izvestia. Organo del Soviet). De otra parte, se nos culpa de toda protesta espontánea, de todo exceso, de donde venga.

Esto también es un método para cmbatir el bolchevismo.

Un método bien probado.

Imposibilitados de obtener una clara orientación, advirtiendo instintivamente de cuán falsa e insatisfactoria es la posición de los líderes oficiales de la democracia, las masas son obligadas a encontrar una salida por sí mismas.

El resultado es que todo revolucionario consciente inconforme, todo airado luchador que extraña su hogar en el campo y no ve el fin de la guerra, y a veces hombres simples que están alejados para salvar su pellejo, se unen a la bandera del bolchevismo.

Donde el bolchevismo tiene la oprtunidad de exponer abiertamente sus puntos de vista, no encontramos ninguna desorganización.

Donde no hay bolcheviques o donde no se les permite hablar, ecnontramos excesos, desmoralización y seudo-bolcheviques.

Y eso es precisamente lo que nuestros enemigos necesitan.

Ellos necesitan un pretexto para decir: “Los bolcheviques están desmoralizando al ejército”, para callar la boca a los bolcheviques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada