miércoles, septiembre 2

Hoy es el día de las elecciones (Stalin)

Proletari Nº 7 del 20 de agosto (2 de setiembre) de 1917

Hoy se celebran las elecciones a la Duma municipal de Petrogrado. El resultado depende de vosotros, camaradas obreros y camaradas soldados. Las elecciones son por sufragio universal e igual. El voto de cada soldado, de cada obrero, de cada obrera será igual al voto del capitalista, del casero, del profesor, del funcionario. Vosotros, camaradas, y solamente vosotros, tendréis la culpa si no sabéis hacer uso de este derecho.

Habéis sabido luchar en la calle contra los “faraones” [policías] zaristas. Sabed ahora luchar por vuestros intereses, votando por nuestro Partido.

Habéis sabido defender vuestros derechos frente a la contrarrevolución. ¡Sabed ahora negarle vuestra confianza en las elecciones de hoy!

Habéis sabido arrancar la careta a los traidores a la revolución. Sabed ahora decirles: “¡Fuera las manos!”.

Ante vosotros aparece, en primer término, el partido de Miliukov, el partido de la libertad popular. Este partido defiende los intereses de los terratenientes y de los capitalistas. Este partido está contra los obreros, los campesinos y los soldados, ya que se pronuncia contra el control obrero en la industria, contra la entrega de las tierras de los terratenientes a los campesinos, en favor de la pena de muerte para los soldados en el frente. Es el partido de los demócratas constitucionalistas el que exigía ya a principios de junio una ofensiva inmediata en el frente, la ofensiva que ha costado al país centenares de miles de vidas. Es el partido de los demócratas constitucionalistas el que procuró y, por fin, consiguió el triunfo de la contrarrevolución, las medidas de represión contra los obreros, los soldados y los marinos. Votar por el partido de Miliukov es traicionarse uno mismo y traicionar a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos en la retaguardia y en el frente.

Camaradas: ¡Ni un voto para el partido de la libertad popular!

Ante vosotros tenéis, además, a los defensistas, los partidos de los mencheviques y de los socialrevolucionarios. Estos partidos defienden los intereses de los pequeños propietarios acomodados de la ciudad y del campo. Por eso, siempre que la lucha de clases adquiere un carácter decisivo, aparecen en un mismo campo al lado de los terratenientes y los capitalistas, contra los obreros, los campesinos y los soldados. Así ocurrió en los días de julio, cuando los partidos de los mencheviques y de los eseristas, en alianza con la burguesía, desarmaban a los obreros y soldados y se ensañaban con ellos. Así ocurrió en los días de la Conferencia de Moscú, cuando estos partidos, en alianza con la burguesía, aprobaron la represión y la pena de muerte contra los obreros y los soldados en el frente.

Si la contrarrevolución salió vencedora, es, entre otras cosas, porque los partidos de los eseristas y de los mencheviques le ayudaron a reprimir la revolución, concertando un acuerdo con los terratenientes y los capitalistas.

Si ahora se afianza la contrarrevolución, es, entre otras cosas, porque los partidos de los eseristas y de los mencheviques la amparan de la ira popular, cumpliendo sus mandatos bajo la bandera de la revolución.

Votar por estos partidos significa votar por la alianza con la contrarrevolución, contra los obreros y los campesinos pobres.

Votar por estos partidos significa votar por la aprobación de las detenciones en la retaguardia y de la pena de muerte en el frente.

Camaradas: ¡Ni un voto para los defensistas, para los mencheviques, para los socialrevolucionarios!

Ante vosotros tenéis, por último, el grupo de “Nóvaia Zhizn” correspondiente a la lista Nº12. Este grupo expresa el espíritu de los intelectuales carentes de base, divorciados de la vida y del movimiento. Por eso fluctúa eternamente entre la revolución y 1a contrarrevolución, entre la guerra y la paz, entre los obreros y los capitalistas, entre los terratenientes y los campesinos.

De un lado, está en favor de los obreros; de otro lado, no quiere romper con los capitalistas. Por eso abjura tan indecorosamente de la manifestación de julio de los obreros y los soldados.

De un lado, está en favor de los campesinos; de otro lado, no rompe tampoco con los terratenientes. Por eso se opone a la entrega inmediata de las tierras de los terratenientes a los campesinos, proponiendo esperar hasta la Asamblea Constituyente, cuya convocatoria ha sido aplazada, quizá para siempre.

De palabra, el grupo de “Nóvaia Zhizn” está por la paz; de hecho, en contra de la paz, ya que invita a respaldar el “Empréstito de la libertad”, destinado a proseguir la guerra imperialista.

Ahora bien, el que respalda el “Empréstito de la libertad” contribuye a la prolongación de la guerra, ayuda a los imperialistas, lucha, en realidad, contra el internacionalismo.

De palabra, el grupo de “Nóvaia Zhizn” está contra las represiones y las cárceles; de hecho, en favor de las represiones y de las cárceles, ya que ha sellado una alianza con los defensistas, partidarios tanto de las represiones como de las cárceles.

Ahora bien, el que pacta alianzas con los defensistas ayuda a la contrarrevolución, lucha, en realidad, contra la revolución.

¡Aprended, camaradas, a conocer a los hombres por los hechos, y no por las palabras!

¡Aprended a juzgar los partidos y los grupos por sus actos, y no por sus promesas!

Si el grupo de “Nóvaia Zhizn” propone luchar por la paz y al mismo tiempo invita a respaldar el “Empréstito de la libertad”, sabed que así lleva el agua al molino de los imperialistas.

Si el grupo de “Nóvaia Zhizn” coquetea a veces con los bolcheviques y al mismo tiempo apoya a los defensistas, sabed que así lleva el agua al molino de la contrarrevolución.

Votar por este grupo de dos caras, votar por la lista Nº 12, significa ponerse al servicio de los defensistas, que, a su vez, sirven a la contrarrevolución.

Camaradas: ¡Ni un voto para el grupo de “Nóvaia Zhizn”!

Nuestro Partido es el partido de los obreros de la ciudad y del campo, el partido de los campesinos pobres, el partido de los oprimidos y explotados.

Todos los partidos burgueses, todos los periódicos burgueses, todos los grupos vacilantes y ambiguos odian y calumnian a nuestro Partido.

¿Por qué? Porque:

sólo nuestro Partido está por la lucha revolucionaria contra los terratenientes y capitalistas;
sólo nuestro Partido está por el paso inmediato de las tierras de los terratenientes a manos de los Comités campesinos;
sólo nuestro Partido está por el control obrero en la industria, contra todos los capitalistas;
sólo nuestro Partido está por la organización democrática del intercambio entre la ciudad y el campo, contra los especuladores y los bandidos del comercio;
sólo nuestro Partido está por el aniquilamiento total de la contrarrevolución en la retaguardia y en el frente;
sólo nuestro Partido defiende sin titubeos las organizaciones revolucionarias de los obreros, de los campesinos y de los soldados;
sólo nuestro Partido lucha resuelta y revolucionariamente por la paz y la fraternidad de los pueblos;
sólo nuestro Partido lucha resueltamente y sin vacilaciones en favor de la conquista del Poder por los obreros y los campesinos pobres;
sólo nuestro Partido, y sólo él, no se ha manchado con la vergüenza de apoyar la pena de muerte en el frente.

Por eso los burgueses y los terratenientes odian tanto a nuestro Partido. Por eso debéis votar hoy en favor de nuestro Partido.

Obreros, soldados, obreras: ¡Votad por nuestro Partido, por la lista Nº 6!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada