jueves, mayo 14

Viborg: bastión bolchevique

La organización del Partido de Viborg tenía más de 5,000 miembros bolcheviques a principios de mayo. Era ahí donde se encontraban las fábricas metalúrgicas más propensas a la huelga –Renault, Nobel, New Lessner, Erikson, Puzyrev, Volcán, Fénix y Trabajos de Metal– y la mayoría de ellas se encontraban bajo dominio bolchevique. Esas fábricas contenían una mezcla inflamable de jóvenes e instruidos trabajadores metalúrgicos –que tendían a ser fácilmente influenciados por las militantes consignas bolcheviques– y trabajadores inmigrantes menos pulidos que habían invadido las ciudades durante el boom industrial de la guerra y que consecuentemente habían sufrido la doble presión de los bajos salarios y los altos alquileres. Ambos grupos eran inclinados a involucrarse en violencia en las calles.

La zona de Viborg fue también la casa adoptiva del Primer Regimiento de Ametralladoras, la más altamente entrenada e instruida y también las más bolchevizadas tropas de Petrogrado, con cerca de 10,000 hombres y 1,000 ametralladoras. Durante los Días de Febrero, esas tropas habían marchado desde sus barracas en Oranienbaum hacia el centro de Petrogrado para tomar parte en el motín. Militantes y agresivos, se consideraban a sí mismos como los héroes de la revolución, y se rehusaban a retornar a sus barracas mientras la “burguesía” estuviera “en el poder”.

Extraído de “A people’s tragedy. The Russian Revolution: 1891-1924” de Orlando Figes, Penguin Books, 1996. Traducción propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada